Buscar el resumen de cualquier libro o documento

Cargando...

Arte contemporáneo

Arte español contemporáneo

Comparación entre las dos publicaciones:

Para establecer una diferencia entre los dos suplementos, primero vamos a dar los puntos que entre ellos tienen en común y que los diferencian de otro tipo de suplementos.

ABC Cultural:

No tiene un nombre específico que lo desligue del diario. Su nombre es una especificación del nombre genérico del diario.

En cuanto al contenido, podemos decir que este suplemento tiene un contenido rico en materias, es decir, no se limita a aspectos culturales desde el punto de vista artístico: literatura y artes varias, sino que extiende sus contenidos hacia otros saberes como el científico, aunque acapare menor cantidad de información.

El diseño es idéntico al del diario que lo contiene, incluso la portada lo es. Las distintas secciones están bien diferenciadas, con una portada propia para cada sección. El contenido es bastante amplio, ello provoca que exista cierto recargamiento en la información. Debido al formato del suplemento, a su tipografía y a su maquetación, en algunas secciones existe una acumulación excesiva de datos que hacen que el conjunto del suplemento se convierta en una publicación algo impersonal.

En cuanto a los movimientos artísticos contemporáneos en España podemos señalar el carácter informativo y formativo que tiene. No se limita a dar unas simples notas sobre las exposiciones, sino que extiende sus comentarios hacia otros aspectos más concretos, incluyendo numerosas entrevistas, artículos y demás escritos relacionados con el autor, su vida, su carrera artística e incluso una crítica constructiva de su obra en general.

El contenido de obra gráfica es amplio, existen varios artículos con reproducciones gráficas de las obras de los autores a los que se refiere.

Es un suplemento que da gran importancia a los artistas del país, promueve los nuevos valores y recuerda a otros olvidados en el tiempo; todo ello sin descuidar a los grandes artistas, con éstos se extiende más, desarrolla más los artículos, utiliza el color si hay que reproducir alguna de sus obras, y además proporciona datos ajenos al motivo de su inserción en el suplemento, con ello pretende acercar la obra a los que la desconocen o simplemente reafirmar su conocimiento; así, puede decirse que son artículos nutridos, amplios y bastante cercanos a la cultura popular, esto último lo consigue por medio de un lenguaje sencillo y con la utilización de algunos elementos gráficos que ayudan al lector a acercarse al artista y a su obra.

Babelia

Es un suplemento centrado principalmente en analizar y hacer críticas en el plano literario, esto es narrativa, ensayo, teatro, etc. Dentro del apartado de narrativa hay un subapartado dedicado a la publicación de libros de arte, ya sean de carácter temático, sobre artistas, movimientos , etc.

El apartado reservado para hablar de las artes plásticas es muy inferior al reservado a los libros. Además suele ser monotema, a veces referida a una exposición, una rememoración, en otros casos a un libro de investigación, etc. Además de este tema también hace una ligera reseña y comentario de algunas exposiciones de pintura o escultura, donde, generalmente imperan los artistas españoles, aunque eso sí, rara vez hacen reseñas de exposiciones de nuevos valores artísticos, y si se centran en otros valores ya consolidados. Existen otros dos apartados que suelen estar presentes en el suplemento, estos son: fotografía, diseño, música (escenarios) y arquitectura.

De las 23-25 páginas del suplemento, no dedica casi nunca más de las 5 últimas al arte y sus variantes (arquitectura, pintura, escultura, fotografía, música, etc.)

Este suplemento que aparece los sábados con el diario El País, tiene unos rasgos muy concretos que lo diferencian del diario en el que está contenido y de otros suplementos culturales. Para empezar se puede señalar el nombre específico de la publicación: Babelia; se trata de un nombre propio y sin significado aparente, pero no es así, en su derivación nos encontramos un nombre propio Babel y un sufijo ia. Su fusión se debió a un motivo puramente estético pero que, subjetivamente, despide cierto significado, “País del desorden”. Si nos centramos en otros aspectos eséticos, de diseño y maquetación, nos encontramos con su formato, sensiblemente más grande que el del ABC Cultural. El diseño está sensiblemente cuidado.

La maquetación del suplemento está muy bien estudiada. Las secciones están bien diferenciadas pero sin provocar una ruptura con la sección precedente y siguiendo el mismo diseño que ésta. La tipografía y la maquetación de los artículos están en armonía con los títulos y la colocación de fotografías.

El Babelia es una publicación bastante escasa visto desde el punto de vista de contenidos y contenido, no incluye artículos extensos, más bien se limita a dar las principales reseñas de cada artista y exposición sin profundizar en otros datos más concretos. Esto último sólo lo hace en un artículo de cada sección a lo sumo, donde incluye datos biográficos, entrevistas, etc. Debido a estas características este suplemento adquiere un carácter eminentemente práctico, casi de guía, en el sentido de que las informaciones están muy bien organizadas y dispuestas de forma horizontal que hacen su lectura amena y nada cargante.

Al igual que el diario que lo creó, este suplemento tiene secciones híbridas que adquieren un ligero carácter editorializante, con artículos de opinión situados en las páginas interiores.

En cuanto al favor que procesa a los artistas y a los movimientos españoles contemporáneos, El Babelia se limita a introducir en sus páginas una selección escasa y cuidada de artistas y exposiciones, estas últimas, casi siempre de grandes ciudades españolas, por tanto el acercamiento de este suplemento, al igual que el ABC cultural al medio rural es escaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada